Setién vuelve al Benito Villamarín urgido de triunfos

Archivo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

EFE.- El entrenador del Barcelona, Quique Setién subrayó la importancia de lograr ganar el partido del domingo ante el Betis, «para romper la dinámica que el equipo lleva fuera de casa desde hace tiempo».

En su último juego fuera del Camp Nou, el Barça cedió el liderato al caer 2-0 frente al Valencia, y el jueves pasado quedó eliminado de la Copa del Rey en San Mamés.

Pese a estos malos resultados, el técnico sostuvo que el equipo ha dado un paso adelante. Insistió en que espera poder demostrarlo con un buen resultado en Sevilla.

Para el preparador cántabro, el del Betis es un partido complicado, porque se trata de un equipo con un alto nivel técnico, acostumbrado a crear muchas situaciones de peligro.

Setién los conoce bien, pasó dos años dirigiéndolos. En ese sentido, confesó que será un partido especial.

«Allí pasé dos años maravillosos y crecí tanto profesional como personalmente», expresó.

«Hay mucha gente que puede pensar que los últimos meses fueron duros, pero eso está olvidado. Solo me acuerdo de lo feliz que fui durante esos dos años, de los amigos que dejé y de los éxitos que tuvimos», añadió.

Volverá a la que fue su casa para intentar enderezar el andar del Barça.

No obstante, solo contará con 14 fichas del primer equipo, pues a las lesiones de Neto, Luis Suárez y Dembélé se une la baja por sanción de Piqué.

«Es obvio que necesitamos que venga alguien y seguramente nos ayudará», admitió Setién, que recordó que el club aún no tiene la autorización de LaLiga para fichar a un delantero que sustituya a Dembélé, quien será intervenido este martes del bíceps femoral y se perderá lo que resta de temporada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados