Marchán puso al Táchira en mapa de las mayores

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

De fiesta debe haber amanecido ayer la fanaticada tachirense del beisbol de Grandes Ligas, gracias al estreno del jovencito Rafael Marchán como catcher y noveno bate de los Filis de Filadelfia, en el encuentro que perdieron 6 carreras por 2 la noche del lunes, en el Marlins Park de Miami.

Marchán, de 21 años de edad, se convirtió en el 427° pelotero venezolano que alcanza el status de ligamayorista, el décimo sexto que juega por primera vez en 2020 y en apenas el segundo nativo de San Cr istóbal que interviene en la mejor pelota del mundo.

Si bien es cierto que en esa región de los Andes venezolanos se juega beisbol desde hace más de un siglo, con registros de torneos en el año 1905, son muy pocas las individualidades que han logrado sobresalir en el profesional. Antes de Marchán solo había llegado a Grandes Ligas el infielder Dixon Machado, quien jugó con los Tigres de Detroit entre 2015 y 2018 y en la actualidad es ficha del club Lotte Giants en la liga de Corea del Sur.

El “gocho” más célebre

El ascenso de Marchán sirvió para atizar la discusión en torno al talento andino en nuestra pelota. Unos expertos en el tema afirman que los nativos de los estados Mérida, Táchira y Trujillo son todos gochos. Pero otros no están de acuerdo, estiman que solo son gochos los de la región tachirense.

Johan Santana, el famoso merideño de Tovar que ganó el premio Cy Young de la Liga Americana en las ediciones de 2004 y 2006, se encargó de globalizar el gentilicio con su brazo zurdo, al autodenominarse gocho.

Además de Santana, otros bigleaguers de gochilandia que han enseñado su talento en MLB son los trujillanos José Osuna, José Pirela, Leonel Campos y Eduardo Paredes.

Marchán tiene cinco años en las filas de la organización de Filadelfia. Fue firmado el 2 de julio de 2015 por recomendación del scout Jesús “Chalao” Méndez y recibió bonificación de 200 mil dólares.

El mánager Joe Girardi lo calificó durante los entrenamientos primaverales como un virtuoso de la posición de receptor por gran capacidad para bloquear el home y agresividad con el madero. Marchán respondió ligando hit en su primer turno ante envío del derecho zuliano de Cabimas Pablo López.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados