Tripleplay | ¿Gleyber Torres tercer bate?

ARCHIVO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Gleyber Torres fue el tercer bate en los cuatro primeros juegos de los Yanquis esta temporada, pese a ciertos prejuicios en contra de la habilidad que tendría para estar en ese lugar. El principal tiene que ver con su promedio ofensivo.

En sus dos campañas previas muestra .271 y .278. Sus manifestaciones de velocidad no son muy exultantes, y su experiencia en el rol es muy limitada. En esas dos campañas fue tercer bate en solo 17 de sus 267 encuentros, mientras figuraba al menos una vez en cada uno de los nueve turnos del orden. Pero en 2019 mostró señales dignas de ser consideradas a su favor, como sus 38 jonrones y 90 empujadas.

¿Cuál es la base sobre la que se sustenta la creencia de que el tercero en el orden ofensivo, es el mejor bateador del equipo? La alineación es construida de acuerdo con el material humano disponible, pensando en alcanzar el mayor equilibrio posible.

El tercero es aquel que tiene de todo un poco dentro del espectro ofensivo: contacto, poder, velocidad. Preferiblemente que batee a la zurda, ante la posibilidad de que vaya al plato en el mismo primer inning con dos corredores en base. Así aprovecharía batear hacia la parte derecha del infield para procurar que los hombres en base lleguen lo más lejos posible. Y en el mejor de los casos, que saque la bola del parque para tener tres carreras sin outs.

En resumen, con todos esos atributos, en un desafío, podrá ir al home en un mínimo de cuatro ocasiones.

En la práctica, la creencia puede estar limitada por variadas circunstancias. Una temporada completa, una serie de tres o cuatro encuentros, un solo juego, y hasta por las características del pitcher abridor del otro equipo. No es un valor infalible y el manager es quien dirá la última palabra. 

Tercer bate fueron  Babe Ruth y Ted Williams. Terceros bates son Miguel Cabrera y Albert Pujols. Pero no se confundan. No estamos comparando a Torres con ninguno de estos paradigmas de la ofensiva. Dios nos libre de cometer semejante exabrupto. Solo pretendemos reforzar la creencia que inspira estas líneas.

Si el venezolano ascenderá alguna vez  a ese estrado, el tiempo y sus logros lo dirán. Por los momentos, para el manager Aaron Boone, es el “mejor” bateador de los Yanquis, o al menos, quien mejor puede cumplir con los requisitos exigidos para ocupar el tercer turno de la alineación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados