Gleyber escribió una nueva historia en postemporada

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El primer encuentro de la Serie Divisonal entre los Yanquis de Nueva York y los Mellizos de Minnesota fue bastante reñido desde el primer hasta el último inning, teniendo a Gleyber Torres como uno de los principales artífices de la victoria de los Bombarderos del Bronx.

El joven infielder de la tropa que dirige Aaron Boone entró a la caja de bateo en el tercer episodio, encontrándose sin outs y con las bases llenas, conectando un doble por la raya de tercera que impulsó a dos compañeros, dándole en ese momento la ventaja a su equipo 3-2 sobre los visitantes.

De esa forma, Torres se conviritió en el jugador más joven de los Yanquis (22 años y 295 días), en registrar un partido de postemporada con al menos dos remolcadas, desde que en 1957 lo hiciera Tony Kubek.

“Me sentía relajado en ese turno. Estaba esperando la recta”, dijo el capitalino a MLB al concluir el juego. “Yo sabía que Tyler Duffey tiene buenos pitcheos, pero también sé que hay muy buenos jugadores en este lineup, y eso me tranquliza”.

En los cinco juegos que disputó el criollo el año pasado en playoffs no fletó a ningún compañero, finalizando la postemporada del 2018 de 16-4 para promedio ofensivo de .250 con una rayita anotada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados