García aguantó la presión del playoff

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Normalmente los mánager deciden usar a sus lanzadores de experiencia en juegos de vida o muerte de postemporada. Sin embargo, ese no fue el caso de Dusty Baker, quien nombró al venezolano Luis García para iniciar el jueves un posible juego de eliminación para los Astros, resultando en una movida acertada por parte del mandamás.

El novato criollo recién debutó en septiembre con los siderales, lanzando en dos encuentros en labor de relevo y abridor. Sin embargo, no había sido considerado para la postemporada, hasta que Baker decidió darle la pelota para el juego 5 de la Serie de Campeonato estando abajo 3-1 ante los Rays de Tampa Bay.

Pero la presión no afectó al nativo de Bolívar, quien lanzó dos entradas en blanco, logrando incluso salir ileso del segundo inning cuando se le llenaron las bases. Aún así el serpentinero de 23 años demostró que es un brazo a tomar en cuenta para el futuro próximo de la organización.

“No estuve nervioso. Solo traté de hacer buenos pitcheos Todos hablan sobre cómo puede afectar la falta de experiencia, pero para mí, lo importante fue mantenerme enfocado en hacer el trabajo”, comentó el diestro a MiLB.com.

En total realizó 37 lanzamientos, siendo 22 de ellos strikes, ponchando a uno y llegando a montar su recta en las 95 millas por hora, siendo otro de los puntos fuertes de su apertura.

Gracias a su apertura se convirtió en el lanzador más joven de la historia de los Astros en abrir un partido de eliminación en playoffs, superando a Lance McClullers Jr., quien tenía 24 años cuando inició por los siderales el séptimo encuentro de la Serie Mundial frente a los Dodgers de Los Ángeles en 2017.

Incluso, es el cuarto venezolano de menor edad que abre un careo en Serie de Campeonato, uniéndose a Franklin Morales (21 años en 2007), Carlos Zambrano (22 en 2003) y Wilson Álvarez (23 en 1993).

Increíblemente, García estuvo a la altura de la situación, tomando en cuenta que previo a su ascenso como grandeliga el 4 de septiembre, nunca había sumado experiencia en Doble A o Triple A, por lo que la falta de madurez pudo haber jugado en contra. De igual forma el criollo demostró el porqué está considerado el prospecto 14 de los Astros.

Ahora, tras acaparar las miradas el jueves, García sabe que debe seguir trabajando para abrirse camino en una de las franquicias más exitosas de los últimos años.

Y más importante aún, es que respondió con creces a la confianza que le dio Baker, quien estará nuevamente el año próximo al frente de los siderales, por lo que es muy posible que Luis García tenga mayores oportunidades en 2021.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados