El “Gordito” Ruiz por la repetida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Si usted escribe de deportes y en especial lo hace de boxeo, para esta semana no tiene razón para inquietarse o dudar: el tema obligado es el de la refriega del sábado 7 bautizada “Duelo en las Dunas”, revancha entre el mexicano-californiano Andy Ruiz, sorpresivo ganador la primera vez que se midieron (el 1 de junio de este año en el Madison de Nueva York), y el británico Anthony Joshua por la corona pesada en las versiones WBA, FIB y OMB del primero, encuentro que se montará en la ciudad de Diriyah, al noroeste de Riad, capital de Arabia Saudita, en un inmueble de 395 toneladas de acero y con aforo para 15 mil personas construido hace mes y medio exclusivamente para la pelea, primera en la historia del Oriente Medio por la faja de la categoría.

El choque ha generado un singular interés mundial por la nueva presentación del “Gordito” Ruiz, negación de la imagen atlética que se tiene de un boxeador, con sus “cauchos” de grasa en la cintura, brazos más cortos que el promedio en la categoría, unas 250-270 libras de peso, todas ellas teóricas desventajas que compensa con unas manos rápidas como el rayo, férrea asimilación y una confianza sin límites que le ha ayudado a salir victorioso en 33 de 34 actuaciones, 22 de ellas por KO. Vale anotar que ya tiene un lugar privilegiado en la historia por ser el primer mexicano en subir a la cima en el máximo peso. Nació hace 30 años en Imperial, California, pero se dice 100% “manito”,

En la otra esquina estará Anthony Joshua, un recio pegador con 22 ganadas, 21 por KO, invicto antes del desastre de junio y quien a pesar de haber sido derribado 4 veces en siete rounds (en el tercero (2), en el sexto y el séptimo) subirá en calidad de favorito en proporción de 2-1. Tiene también 30 años

Si desean un vaticinio, por razones comprensibles nos gustaría ver a Ruiz bajar con las tres coronas en las sienes. Pensamos que su opción única es el KO. No obstante, presumimos que Joshua, técnicamente mejor dotado, será más cauto esta vez, que peleará a la media y larga distancia, “punteando” con el jab como arma de contención para entrar luego con ráfagas de ambas manos. Eso podría, solo podría, ojo, inclinar a su favor la balanza, bien por nocaut o a los puntos. Dato final: El “tercero sobre el ring” será el boricua Luis Pabón, con 178 peleas de campeonato y considerado uno de los mejores árbitros del momento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados