50 años de fútbol, amigos y Luis Mendoza

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Por los días de junio, pero de 1970, Vista Alegre vivía la euforia juvenil del Mundial México 70, el de la epopeya de Pelé. Entusiasmados por las gestas de aquella Copa del Mundo, la primera transmitida por televisión para el mundo entero como evento planetario, los muchachos de esa urbanización del oeste de Caracas armaron equipos y crearon rivalidades que hoy, aquellos jugadores que ya pisan los sesenta y más años de edad, aún evocan en las esquinas de aquella zona.

Eran partidas de amigos, bien organizadas por los propios jóvenes y sus directores técnicos, con madrinas, como era la usanza de los tiempos, y ceremonias en las que se premiaba a los vencedores de los campeonatos de cada año.

Luego de las jornadas de cada sábado, de todo aquel tropel de partidos, compañeros y adversarios compartían abrazos, cerveza y chicas, también afiebradas por el fútbol, dando pasos de baile y cantando al compás de Los Beatles y Federico y su Combo Latino (Oscar D´León aún no aparecía)…

Pero además de la locura futbolística, lo más resaltante de toda aquella fiesta eran los jugadores que dieron brillo a los torneos de cada año. ¿Saben quiénes jugaron  en el campo de Vista Alegre?, ¿saben quiénes? En el ataque, Nelson Carrero y Pedro Febles; en el mediocampo Jesús “Chino” Maurera; en el arco, César “Guacharaca” Baena, y en el centro del terreno, con todo lo que ha representado para el fútbol venezolano, Luis Mendoza, Mendocita.

Por todo esto es que ahora recordamos a esos hombres, todos miembros en su momento de la selección Vinotinto, y a aquellos equipos de fútbol fino, Calle 2, Los Increíbles, Calle 6 de Colinas, Bella Vista, Farmacia Uslar, Crema Paraíso, tanta gente y tantos otros equipos que albergaron a futbolistas que no fueron al profesional, como “Chino” Carrero, hermano de Nelson, y los morochos Álvarez, del colegio San Agustín, pero que nos hicieron disfrutar de su alto vuelo de calidad con la pelota al pie…

Con la evocación de aquellos días de fútbol de categoría libre y tantas amistades en las que participamos como jugador, técnico y parte de la organización, nos ha atacado la nostalgia.

Especialmente ahora, cuando los que los que para entonces fueron muchachos, tratan de revivir aquellos campeonatos desaparecidos del mapa hace algunos años. Hay reuniones, proyectos, deseos de volver sobre los pasos perdidos y los caminos andados para volver a jugar, y para ver en acción a los hijos y nietos de los empecinados futbolistas de la primera época.

Y quizás, esta idea renovada llame la atención de la Federación Venezolana en el sentido de apoyarla y darle su merecido lugar en la historia del fútbol nacional.

Nos vemos por ahí.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados