Harold Castro será súper utility de los Tigres

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Después que dejó promedio de .291 en 97 juegos en su campaña de novato con los Tigres el año pasado, el versátil jugador caraqueño Harold Castro se perfila como primer candidato a ocupar el lugar de utility en la nómina que emplearán los Tigres de Detroit desde la primera fecha de la temporada 2020.

Publicidad

Y si a sus cualidades para jugar en diferentes posiciones se añade que Miguel Cabrera es su consejero en materia ofensiva, no cabe la menor duda de que si alguno de los titulares no inicia  la contienda con suficiente consistencia al bate, puede perder el puesto.

En esta segunda esta de preparación, Castro ha seguido demostrando que es un buen bateador de contacto que está empeñado en progresar, que trata de embasarse en cada visita al plato. El pasado viernes, en una nueva jornada de encuentros inter escuadras, en el Comerica Park, duplicó con el madero para totalizar seis indiscutibles en los primeros tres juegos del mes de julio.

“Nos agrada mucho la actitud de  Castro”, aseguró el mánager Ron Gardenhire en conversación con Anthony Fenech, del diario Detroit Free Press. “Sigue demostrando que puede batear, sabe lo que quiere en este negocio” .

A lo largo de la temporada de 2019, su segunda experiencia de Grandes Ligas después que tuvo la primera oportunidad de jugar en seis partidos en 2018, Castro no mostró mucho poder: apenas conectó 19 extrabases en 354 visitas al plato. Pero su capacidad para hacer contacto y dirigir la pelota sorprenden a Gardenhire y lo hacen suponer que puede convertirse en una buena alternativa de poder.

El año pasado disparó cinco jonrones con .304 de procentaje de embasados (OBP) y .384 de slugging, ambos promedios por encima de los que se requieren para un jugador titular. Eso si, el estratega de los bengalíes insiste en que debe ser más selectivo en el home porque apenas negoció nueve bases por bolas mientras que se ponchó en 86 oportunidades.

En la jornada del viernes, después de ligar par indiscutibles, se embasó una vez por transferencia, lo que indica que la asesoría de Cabrera está comenzando a pagar dividendos.

“Desde luego que es una gran ventaja contar con esa ayuda”, asegura Castro. “Todo consejo que ofrezca Miggy lo ayuda a uno para mejorar el bateo o el fildeo. Hay que asimilar todo lo que él sugiere. Gracias a todo lo que he aprendido a su lado, me siento más cómodo en el plato”.

Se estima que el jugador criollo de 26 años de edad tendrá este año un rol similar al que cumplió en 2019 Niko Goodrum en calidad de super utility.

“Estoy preparado para lo que me pida el mánager, listo para jugar cualquier posición”, expresó Castro.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×