Escopeteros criollos buscarán reivindicarse en 2020

felix hernandez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Antes de la paralización momentánea de las Grandes Ligas debido a la pandemia Covid-19, la temporada 2020 iba a ser una oportunidad para varios lanzadores de demostrar que pueden seguir siendo importantes aunque su pasado reciente no los favorezca del todo.

Publicidad

Según reportes desde Estados Unidos, esperan comenzar la zafra en Junio-Julio. Eso sí, la situación saludo debe estar controlada. Si eso llegara a pasar, llegará el momento de los escopeteros venezolanos de hacer lo que saben.

Comencemos por Félix Hernández. Hablar del Rey es hablar de uno de los lanzadores más dominará del siglo XXI, pero que en sus dos últimas temporadas con los Marineros de Seattle no llegó siquiera a 10 victorias (9-22). En 2019, obtuvo sólo un lauro y cayó en ocho ocasiones en 15 aperturas.

El Cy Young de 2010 recibió la invitación de los Bravos de Atlanta para que peleara por el quinto lugar de la rotación, algo que estaba encaminado a lograr ya que en cuatro salidas en Spring Training tuvo 1-1 con 14 ponches y 1.98 de efectividad. En lo que sería su temporada 16 en el show y primera lejos de Seattle, el diestro volver a sumar al menos una decena de triunfos.

Un caso similar es el de Jhoulys Chacín quien fue invitado por los Mellizos de Minnesota.

En 2019 comenzó con los Cerveceros de Milwaukee, fue dejado en libertad y tomado por las Medias Rojas de Boston, dejando record en general de 3-12.

Los de Minneapolis buscan que Chacín pueda acercarse al de 2018, año en que logró su mejor temporada al registrar 15 victorias y 156 ponches con los lupulosos.

El marabino en el verano de 2020 lanzó 8.0 innings donde ponchó a ocho y permito seis carreras. Aún así, Chacín podría ayudar al equipo, quien no lo descartó para hacer el equipo.

Asimismo, con 35 años recién cumplidos, Junior Guerra firmó un contrato con los Cascabeles de Arizona, en donde tendrá mucha responsabilidad en el bullpen.

Guerra pasó de de abrir una gran cantidad de juegos (26) en 2018 a relevar en 2019 (72), en los que salvó tres, finalizó 11 y dejó récord de 9-5 con 3.55 de efectividad.

Su experiencia será fundamental para el control de sus picheos, algo que pasó factura en varios choques en 2019 tanto en las Mayores como en la LVBP.

En los entrenamientos primaverales se vio casi perfecto. En cinco presentaciones (5.1 episodios) sólo le dieron un hit, pasó por la guillotina a cuatro y no perito carreras.

Los tres estarían estrenando uniforme, por lo que sumará algo más de presión a sus primeras presentaciones.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados

Publicidad
×
Publicidad
×